Numerología

EL SIGNIFICADO DE LA NUMEROLOGIA
 
La numerología muestra como usar los números en nuestro beneficio e investiga las señales del código numérico.
La numerología se sustenta en un enrejado de muchos elementos y de los numeros que forman parte de nuestra vida, ya que cada uno esconde un significado que se puede aplicar perfectamente al hombre, mostrándonos signos acerca de nuestro carácter, circunstancias vitales, etc....
De ahí que sea incuestionable la influencia de los números en nosotros y en lo que nos ocurra.
El número personal de alguien también está denominado Número del Destino, y en numerología  se le suele llamar Sendero de la Vida. Es muy fácil de obtener, ya que solo hay que sumar los numeros de la fecha de nacimiento hasta llegar a un solo digito entre el 1 y el 9.
 
EJEMPLO: si una persona nació el 12 de enero  de 1974, solo hay que sumar de forma individual todos los números de su fecha de nacimiento (12/1/1974): 1-2-1-1-9-7-4=25= 2-5=7. Por tanto su Numero personal es el 7.
El Número del Destino o Sendero de la Vida de esta persona es el 7 y es un numero que naturalmente nunca cambia y acompañará a dicha persona durante toda su trayectoria vital.
 
¿Que representa cada número en la numerología?
 
EL UNO: Representa el universo. Son personas que quieren imponer su estilo , son dominantes, potentes, algo egoístas aunque respetuosos con los demás. Son bastante tenaces y muy realistas. Se adaptan a todo y les encanta el dinero como arma de poder y para conseguir fama social. Le gusta estar rodeado de su familia y añoran el pasado. Le cuesta bastante demostrar sus sentimientos
 
EL DOS: Representa la pareja, la familia, la sociedad. Son personas muy hospitalarias y les encanta disfrutar de la vida en el hogar y de fiestas familiares. Generosos y bastante tímidos. Les gustan los deportes y son muy aficionados a la montaña y a cultivar todo tipo de plantas. Y presentan rasgos de envidia, carácter débil y muy románticos.
 
EL TRES: Es el símbolo de la expansión. Se relaciona con personalidades analíticas, les encanta ser tenaces en sus objetivos hasta lograrlos aunque a veces le jueguen una mala pasada. Suelen ser personas infieles. Les encanta cuidar su imagen y son encantadores y simpaticos. Tienen afán de superación, buen gusto y gran sentido del humor.
 
EL CUATRO: Con él se representa la voluntad. Son personas muy obscecadas y tenaces, les cuesta reconocer sus errores incluso cuando se dan cuenta de que lo han cometido. Si descargan su íra, enseguida se les pasa, pero es que le dan demasiada importancia a cualquier nimiedad. Son responsables, optimistas y mentalmente muy ágiles. Son muy irónicos aunque luego se arrepientan, honestos, orgullosos, sinceros, inteligentes y valientes.
 
EL CINCO: Representa la inquietud y la curiosidad. Les apasiona vivir, pues de todo sacan lecciones. Les gusta mucho acumular información para luego analizarlo todo. Consideran más importantes las cosas espirituales que materiales, pero si tienen dinero son muy malos administradores y derrochadores. No son personas demasiados empáticas o solidarias con los demás, pero son responsables y tienen una gran sensibilidad.
 
EL SEIS: Es el símbolo de la serenidad. Son excelentes comunicadores pero por dentro demasiado callados. Les encanta confiarse a sus buenos amigos y si se sientes engañados, la decepción es terrible. Ingenuos, confiados, comprensivos con quienes les rodean, especialmente con la familia. También son muy correctos y fieles. Por el contrario, son débiles y fatalistas.
 
EL SIETE: Símbolo de la concentración. Suelen ser personas muy protectoras pero no aguantan a los débiles. Son personas cargasdas de hermosos sentimientos, nobles, inteligentes, reflexivos y se adaptan a todo. Los nacidos bajo este número son asímismo muy tercos y algo vagos. Son idealistas y fuertes, pero a la vez aburridos y faltos de iniciativa.
 
EL OCHO: El número de la sensibilidad. Son personas que se impresionan mucho, bastante parciales, cordiales y cuidadosos. Son extremadamente detallistas y simpaticos. Ademas no se ponen limites y son caprichosos, muy variables y algo hipócritas. Suelen tender al victimismo y se quejan de todo. Son muy buenos oradores y les encanta el mundo de la comunicación. Son sensibles al máximo.
 
EL NUEVE: Es el símbolo de la independencia. No les gusta depender de nadie ni de nada. Se dividen entre grandes pesimistas y optimistas. Suelen decir la verdad y odian que les mientan. Son personas bastantes honradas y no son nunca traidoras. Son apasionados, arrogantes, exagerados e impulsivos. Son algo cobardes e irascibles.
 
 
 
Tarot de Carlos Casas y Aniuska